Thursday, December 11, 2008

Las políticas económicas catastróficas de la oposición venezolana

Por lo general, el proceso venezolano se analiza desde la perspectiva política: el proyecto del socialismo del Siglo 21 de Hugo Chávez. Existe sin embargo otra dimensión, la cuestión de saber cómo era el proceso económico que desembocó en la elección de Hugo Chávez y las políticas económicas que se adoptan en la actualidad. Este Blog abordará estos temas.

Necesariamente el punto de partida es la situación económica, y siendo más precisos, la situación económica catastrófica que condujo a la elección de Hugo Chávez.

La llamada “oposición” a Hugo Chávez está formada, de hecho, por los anteriores grupos dirigentes de Venezuela. La razón por la cual perdieron el poder fue que generaron un desastre económico sin parangón en ningún otro gran país de América Latina, de hecho sin equivalente en ningún otro gran país del mundo.

La Figura 1 muestra las características fundamentales de este desastre, allí se observa el crecimiento total del PIB per cápita de los principales países latinoamericanos entre 1950 y 1998, el año en que Chávez fue electo. Durante estos 48 años, el PIB per cápita del país sólo aumentó en un 20% en comparación con 65% en Perú, 78% en Uruguay, 83% en Argentina, 149% en Colombia, 178% en Chile, 185% en Méjico y 224% en Brasil.

Figura 1



En términos de crecimiento anual, el aumento promedio del PIB per cápita de estos ocho grandes países latinoamericanos durante este período fue de 1,8%, en el caso de Venezuela fue menos de ¼ de esto, ubicándose en 0,4% anual.
Si hacemos una comparación entre países, el PIB per cápita venezolano aumentó en un 0,4% anual durante el período respecto a 1,0% en Perú, 1,2% en Uruguay, 1,3% en Argentina, 1,9% en Colombia, 2,1% en Chile, 2,2% en Méjico y 2,5% en Brasil. Por sí solas, estas cifras muestran que la “oposición” venezolana constituyó el mayor grupo de incompetentes en materia económica de la región.

Cuando se examina en detalle las cifras observamos sin embargo que las tendencias producidas por la oposición venezolana fueron en realidad incluso peores que lo que indican los promedios del período.

La Figura 2 muestra el PIB venezolano per cápita para cada año hasta 1998, cuando Chávez fue electo, y se le compara con el nivel de 1950. Esto arroja no solo el extraordinario estancamiento del desarrollo económico venezolano durante casi medio siglo después de 1950, sino que durante 24 años hasta el 2003, cuando Chávez acabó con el control de la oposición sobre la empresa estatal petrolera PDVSA, el PIB per cápita del país en realidad estaba cayendo.

Este extraordinario período de casi un cuarto de siglo de declive del PIB per cápita venezolano sirve de marco a los tumultuosos eventos políticos que se produjeron seguidamente: la explosión social de 1989 en contra de las políticas neoliberales (El Caracazo), el intento de golpe militar de febrero de 1992 liderado por Chávez, el intento de golpe militar del Almirante Gruber en noviembre del mismo año y por último la victoria electoral de Hugo Chávez en diciembre de 1998.
Figura 2

La caída relativa del país en este período fue incluso mayor que la caída absoluta. Venezuela había entrado en la segunda mitad del Siglo 20 como el país más rico de América Latina. Su PIB per cápita era casi tres veces el promedio de los ocho principales países latinoamericanos ya mencionados. Sin embargo, mientras el resto de América Latina creció, Venezuela se estancó. En el 2003, el PIB per cápita de Venezuela se ubicó apenas en un 11% por encima del promedio de los principales estados latinoamericanos. Este cuarto de siglo de declive económico bajo el control de la oposición venezolana se muestra en la Figura 3. El gráfico indica claramente que lo que estaba detrás del declive de Venezuela bajo el liderazgo de la oposición no era una crisis individual sino una incapacidad prolongada y total para desarrollar el país.

Figura 3



El desarrollo ocurrido después de que Chávez puso fin al control de la oposición sobre PDVSA se muestra en la Figura 4. Allí observamos una inmediata y drástica recuperación del PIB per cápita que se ha prolongado hasta el presente.


Figura 4

En resumen, la conclusión de estas tendencias es clara. Las políticas de la oposición venezolana no pueden explicarse como un simple error. Ésta ha desplegado, por más de medio siglo, una total incapacidad para lograr el desarrollo nacional, a pesar de disponer de mayores recursos que cualquier otra nación latinoamericana. En lugar de desarrollar el país, la oposición lo llevó a la mayor catástrofe económica de la región, este fracaso no fue episódico o cíclico sino que se extendió por muchas décadas. Por lo tanto, estas cifras indican que la oposición no puede ser tomada en serio cuando de política económica se trata. Chávez ya ha iniciado el proceso de satisfacer muchas necesidades inmediatas del pueblo venezolano a través de mejoras en la salud, la educación, el suministro de alimentos y otros servicios. Ahora es necesario abordar el desarrollo económico de largo plazo del país. He aquí el objetivo de este Blog.

No comments:

Post a Comment

Post a Comment